Gerbera, la colorida flor Africana

Gerberas

Sin duda con un colorido muy especial, que alegra cual quier rincón de un hogar. Pero si lo tuyo es el cultivo, te explicamos las características y cuidados de las margarita africana.

Procedencia de la Gerbera

La colorida planta de floración de la familia de las plantas compuestas (Asteraceae) lleva el mismo nombre en latín y español – Gerbera. El botánico holandés Jan Frederik Gronovius nombró el género de las plantas ornamentales sudafricanas, inicialmente conocido como “African Asters”, en 1737 en honor a su colega alemán Traugott Gerber. Poco después, las plantas ornamentales de Carl von Linné se incluyeron en la nomenclatura botánica. La colorida gerbera proviene de la soleada (Sudáfrica) África, Asia y Madagascar. Actualmente hay más de 150 especies.

Plantación de Gerbera

Crecimiento

La colorida margarita  asteraceae tiene un crecimiento robusto y estable, largos tallos florales y hojas verdes y ligeramente vellosa. Dado que las plantas -con la excepción de algunas variedades nuevas como la Gerbera Garvinea, que soporta temperaturas de hasta  5 grados, no son resistentes al aire frío, sólo puede permanecer en el exterior durante varios años en el clima mediterráneo.

Hojas

Una inflorescencia se eleva desde cada una de las axilas foliares de las hojas del tallo dispuestas en rosetas basales. Las hojas ligeramente vellosas de la Gerbera son alargadas e invertidas ovoides a lanceoladas invertidas, a veces casi redondas con bordes ondulados o serrados. Dependiendo de la variedad, las hojas son simples, pinnadas o con lóbulos pinnados. El follaje verde oscuro de la gerbera es parecido al pergamino, a veces correoso.

Flores

En cada tallo hay una sola flor de capitulo grande, que se siente suave y aterciopelada. La variedad de colores de las flores similares a la margarita va del blanco al amarillo, del rosa y del naranja al rojo. Aparte del azul y el violeta, todos los colores están representados entre los cultivos de Gerbera. Muy atractivas son las variedades bicolores, semidobles y dobles.

 

¿Donde Plantar las gerberas?

La Gerbera necesita un lugar muy luminoso, preferiblemente pleno sol de la mañana o de la noche, a unos 20 grados centígrados. La planta le gusta el calor no debe estar expuesta bajo ningún concepto a las corrientes de aire. En verano disfruta de un lugar cálido y protegido en la terraza o balcón, donde se extiende el ambiente tropical entre adelfas y naranjos. Un lugar moderadamente cálido en la casa con una temperatura entre 15 y 18 grados centígrados es suficiente para el invierno.

Sustrato, riego y fertilizante

El sustrato ideal para la Gerbera es lo más arenoso y suelto posible, con buena permeabilidad al agua. La manera más fácil es usar tierra de plantas en maceta mezclada con arena.

En general, a la gerbera le gusta estar húmeda en la maceta, pero no debe tener agua estancada. Por lo tanto, se debe regar más en verano que en invierno y rociar de vez en cuando para asegurar una humedad suficientemente. Atención: Riegue siempre alrededor de la planta y no en el medio, de lo contrario la se pudrirá fácilmente. Alternativamente, también puede ser sumergida o regada.

Durante el período principal de floración, de abril a septiembre, se debe suministrar a la planta con poco fertilizante líquido para las plantas con flores cada 14 días. A partir de octubre la Gerbera entra en hibernación y ya no debe ser fertilizada

Replantado, corte

La gerbera se siente en casa como una planta de interior, es muy vigorosa. Si resulta que la maceta se le queda pequeña, se debe replantar en una maceta algo más grande después de  primavera. Un sustrato suelto y fértil con una proporción de arena es especialmente adecuado para ello. El drenaje en el fondo de la maceta evita la acumulación de agua. Consejo: Para el efecto especial, elija una maceta que destaque el color de las flores y destaque del verde de las hojas de la Gerbera.

Las hojas de la gerbera no deben ser cortadas, pero los tallos de las flores pueden ser removidos ocasionalmente para hacer ramos. Quita regularmente las hiervas de las plantas y de parterre. Los tallos de las gerberas no se cortan, sino que se sacan de la roseta de la hoja con un giro en el sentido de las agujas del reloj y un fuerte tirón. Consejo: La Gerbera cortada en el florero durará más tiempo si hay muy poca agua en el florero cambiando cada dos días el agua, ya que los tallos de la Gerbera se pudren fácilmente.

Variedades de Gerberas

Actualmente existen varios cientos de variedades de la popular flor cortada, la mayoría de las cuales fueron creadas cruzando Gerbera jamesonii y Gerbera viridifolia, pero también otras especies. En el mercado, las variedades de Gerbera se distinguen por su tamaño. Mini Gerbera (por ejemplo, Gerbera ‘Whisper’ en rosa brillante, ‘Terra Chantie’ en amarillo con un ojo negro o el blanco puro ‘Albin’), también llamado Germini, tienen de seis a ocho centímetros de flores pequeñas, mientras que las de la estándar miden unos 13 centímetros. Los híbridos

Regalar ramos de gerberas

Unas de las opciones que puedes regalar para una ocasión especial. Son los maravillosos ramos de gerbera. En boxflora te ofrecemos ramos variados con gerberas rojas o rosas. Echa un vizato.

36,00  IVA y envíos incluidos
36,00  IVA y envíos incluidos
36,00  IVA y envíos incluidos
39,99  IVA y envíos incluidos
36,00 56,00  IVA y envíos incluidos
36,00  IVA y envíos incluidos

Deja un comentario